CANARIOS EN EL HOGAR

INTRODUCCIÓN.

Los canarios son unos pequeños pajaritos de multitud de colores (hasta más de 250 diferentes) que con el paso de los años se han convertido en uno más de muchos hogares, los cuales nos hemos ido acostumbrando a verlos en escaparates de las tiendas de animales, en balcones, en la casa de un amigo o como no… en nuestro propio hogar. En definitiva es una de las mascotas estrella que nos deleita con su prolongado y alegre trino.

-Un canario mancha ya que además de la suciedad que se deposita en el fondo de la jaula, también salpica semillas e incluso alguna plumita, por alrededor de su jaula y eso puede ocasionar molestias a quien lo cuida o al resto de integrantes de una unidad familiar.

-Los machos cantan muy bonito, fuerte, alto y prolongado por lo que puede resultar molesto para algunas personas.

SU COMPRA.

A la hora de adquirir un canario es preciso tener en cuenta lo siguiente:

-En primer lugar y más importante, ser conscientes de que lo que vamos a comprar no es un juguete o un adorno que podemos recoger en un cajón y abandonarlo hasta que nos vuelva a apetecer su uso sino que son seres vivos, los canarios son animales que nos van a exigir un grado importante de responsabilidad y unas exigencias mínimas a cumplir necesariamente como tiempo, dedicación constante, espacio para su jaula y algo de gasto económico (no mucho).

-Un canario adecuadamente cuidado nos puede llegar a vivir entre los 8 a 12 años de vida. (Yo tuve un vecino que tuvo un canario hasta 18 años pero no es lo normal), este aspecto debe hacernos pensar bien si de verdad deseamos adquirirlo, ya que podemos llegar a tenerlo con nosotros al menos ese tiempo, con lo que ello ocasiona.

-Por último, indicar que las plumas de las aves en general y los canarios no son una excepción, desprenden un polvillo que no se aprecia visualmente, el cual hay personas que no toleran pues provoca alergia.

Una vez analizados estos aspectos y tengamos claro si seremos capaces de cumplir con todos estos puntos analizados en este párrafo, elegiremos el tipo de canario (canarios de canto, canarios de postura o canarios de color), su color y sexo.

Un canario se puede adquirir en cualquier tienda de animales (pajarería) o simplemente a un criador particular.

LA JAULA Y SUS ACCESORIOS.

Son poco exigentes nuestros amigos los canarios en este aspecto ya que puedes estar alojados en jaulas de unas dimensiones mínimas de unos 40 x 20 x 30 cm . También pueden estar en jaulas mayores o incluso en grandes voladeras del tamaño de una habitación.

Así mismo, la jaula llevará incorporados 2 comederos, un bebedero, 2 reposaderos o palos colocados estratégicamente en la jaula, lo más alejados posibles entre sí para obligar al canario a saltar de un lado a otro ejercitando sus músculos, pero no lo suficientemente cerca de los barrotes (paredes de la jaula) como para que el canario al girar se roce con la cola en ellos y se la estropee. Además evitaremos que debajo de los palos haya un comedero o bebedero para evitar que caiga sobre la comida o agua de bebida los excrementos del animal al posarse encima de ellos en el palo. También es preciso la adquisición de un bañera y una pastera. Imprescindible que la jaula lleve una rejilla por encima de la bandeja (base de la jaula) donde depositará las heces y los restos de comida y cáscaras, para evitar a través de esa rejilla separadora que el animal tenga contacto directo con los excrementos y restos de comida o cáscaras y así evitar así que el pájaro enferme. La limpieza es fundamental en este sentido.

En principio la jaula no necesita más accesorios ya que cualquier otro utensilio no servirá más que para restar espacio a la jaula, estorbar o provocar accidentes con nuestro amigo (columpios, escaleras, espejos…)

ALIMENTACIÓN.

La alimentación de un canario está compuesta por:

-Una buena mezcla de semillas (mixtura), compuesta por alpiste, cañamón, negrillo, nabina, con opción a añadir perilla blanca, pipa pequeña, linaza y avena. Es importante ver la fecha de caducidad de los envases al adquirirla para evitar que estén pasadas y enranciadas, así mismo debe estar bien limpia sin restos de polvo y ser lo más fresca posible.

-Pasta de cría o bizcocho húmeda o seca humedecida con cous cous y semillas germinadas.

-Diversas frutas y verduras como: manzana, pepino, brócoli, naranja, lechuga e incluso alguna hierba silvestre tales como cardo, alsine o brotes frescos de árboles frutales.

-También se aconseja poner en la jaula un hueso de sepia o gritt mineral en un comedero de forma continua.

CUIDADOS BÁSICOS.

A la hora de adquirir un canario hay que tener en cuenta lo siguiente:

-Imprescindible ubicar la jaula en un mismo lugar siempre, bien en interior o bien en exterior. Pero lo que no es conveniente es sacarlo y meterlo a la ventana cuando a nosotros nos parezca que puede ser bueno porque sale el sol o porque hace buen tiempo. Hay que elegir o dentro o fuera pero sin moverlo de sitio. Los canarios toleran bien el frío por lo que la opción de tenerlo en la calle no es un problema siempre y cuando lo adaptemos progresivamente a la temperatura.



-No exponerlo a corrientes de aire directo o someterlo a cambios bruscos de temperatura.

-El sitio donde lo ubiquemos estará bien iluminado con luz natural pero cuando haga demasiado calor evitar los rayos del sol directo.

-Evitar la cocina y el baño como sitio de ubicación por los humos y vapores que se concentran habitualmente en esos sitios.

-El lugar de ubicación siempre será cómodo y accesible a nosotros.

-Higiene: En el fondo de la jaula (la bandeja) colocaremos un papel secante, de periódico, viruta de madera o piedra de gato que cambiaremos 1 ó 2 veces a la semana para evitar olores y acumulación de excrementos y restos de comida.

-Es conveniente aunque no imprescindible, cambiar el agua del bebedero a diario para que el canario tenga agua fresca y nueva todos los días.

-Colocar una bañera en la jaula al menos dos veces por semana para que el canario pueda bañarse y así pueda mantener un plumaje perfecto, completo y brillante.

-No dejar que las uñas y pico crezcan demasiado para evitar enganchones en los barrotes o puerta de la jaula, hecho que podría terminar en un serio accidente provocando incluso la muerte del animal.

-Evitaremos en todo momento soltar al canario por la casa, ya que los cristales de las ventanas, ventanas abiertas por descuido, espejos, chimeneas, adornos, plantas tóxicas (perejil…) o trasera de armarios constituyen un serio peligro para él (golpes, accidentes, fugas…)

-Antes de darle verduritas, es conveniente lavarlas bien con agua por si llevaran insecticidas, al menos cuando estas sean compradas en la frutería y después de lavarlas secarlas bien antes de dárselas.

-En una misma jaula podremos meter una pareja de canarios que incluso podrán reproducirse fácilmente pero nunca dos machos ya que las continuas peleas estarán aseguradas llegando a veces a provocar la muerte de uno de ellos.

-Por último, una vez al mes es conveniente lavar la jaula y desinfectarla.
ENFERMEDADES.

Cuando un canario está en condiciones óptimas de salud podremos observar que éste está alegre, cantando, realizando movimientos vivos, rápidos vigorosos, ojos alegres y brillantes, con movimientos continuos de palo a palo, pero algunas veces, como todos los seres vivos, enferman por mil y un motivos que en numerosas ocasiones no tienen explicación. Pero ¿Cómo podremos darnos cuenta de que un canario está enfermo o le pasa algo?

-Cuando el canario esté triste, ojos hinchados, legañosos o achinados, cuando esté con el plumaje hueco hecho una bola, cuando duerma durante el día o cuando deje de cantar fuera de la época de muda (remudas).

-Cuando lo observemos con poca vivacidad de movimientos.

-Cuando no coma o cuando coma demasiado o haga como que come rebuscando todo el día comida en el comedero y tirándola al suelo.

-Cuando tenga una respiración ruidosa, agitada o jadeante.

-Alas caídas.

-Cuando se apoye sobre una pata durante el día.

-Heces blandas o pegadas a las plumas de la cloaca.

-Cuando al cogerlo y soplarle la barriga, detectemos que no tiene reservas grasas y tenga la tripa enrojecida, hígado inflamado y marcado o cuando un intestino negro le cruce la tripa.

-Cuando esté muy delgado y no se por falta de comida.

-Anormal pérdida de plumas fuera de la época de muda.

En cualquiera de estos casos es conveniente acudir a un veterinario especializado en aves para tratarlo adecuadamente, ya que no podemos dar antibióticos al azar sin saber el motivo que ha provocado su enfermedad, pues estos lo más probable es que no surtan efecto.

En definitiva, recomiendo a cualquier persona a tener un canario en su casa ya que todos, estamos capacitados para ello. Un canario es sinónimo de vida, contagia alegría con sus movimientos y su canto, relaja observarlo, hace compañía y despierta en el ser humano la pasión por los animales.


Artículo publicado en la Revista "especies" nº123
Pedro Eguizábal Fernández-Velilla

atras

·Pedro Eguizábal Fernández-Velilla     ·León Gentico 1-2º   ·26580 ARNEDO (La Rioja)     ·Mov-616800337 ·Tfno-941225059
Principal · Premios · Fotografías · Enlaces · Concursos · Trinos · Artículos · Contacto      Mapa Web                Descargar Flash